Skip to content
marzo 6, 2013 / pedrodemicheli

ACUPUNTURA PARA TRATAR LA ARTROSIS


La artrosis también denominada osteoartritis es la condición articular más frecuente que encontramos debida al proceso de envejecimiento articular. Aunque las causas de la artrosis no son todavía completamente conocidas, hay un vínculo evidente entre su proceso, el envejecimiento y las costumbres de vida. Otro factor que puede llevar a la artrosis es el sobrepeso que incrementa el riesgo de lesión a la columna vertebral y las articulaciones del miembro inferior.

Las fracturas u otras lesiones pueden causar artrosis más adelante en el curso de la vida. Ciertas posiciones repetitivas, como arrodillarse o acuclillarse, ponen en riesgo las articulaciones., así como ciertos deportes que implican el impacto directo sobre ciertas articulaciones –fútbol, baloncesto, etc-. El deterioro progresivo del cartílago deja la articulación sin protección, ocasionando la fricción de los huesos entre ellos, lo que produce inflamación y dolor. Esta inflamación se instala y progresivamente alcanza a los tejidos vecinos a la articulación. A largo plazo el deterioro y la inflamación de las articulaciones lleva a una limitación progresiva de los movimientos, dejando al paciente incapacitado en muchos de los actos de la vida cotidiana.

Dolor y rigidez en las articulaciones son los síntomas más frecuentes. El dolor tiende a aumentar cuando el paciente hace esfuerzo o utiliza su articulación, pero también se recrudece en la noche causando insomnio. El dolor suele volverse siempre más severo con el tiempo hasta llegar a un grado insoportable. Parte de los pacientes se despiertan por la mañana con una rigidez matinal que permanece durante un cierto tiempo y desaparece al moverse.

El papel de la acupuntura

El primer punto importante es la acción analgésica y antiinflamatoria de la acupuntura. Es decir que desde la primera sesión de acupuntura el paciente siente la disminución evidente del dolor. Al igual de los fármacos antiinflamatorios, la acupuntura logra la reducción o el control del dolor, pero con una ventaja que es la ausencia de efectos secundarios. En caso de artrosis leve, de reciente evolución, la acupuntura permite evitar la medicación para controlar el dolor y cuando no es posible se podrá resolver el dolor con un analgésico ligero (paracetamol) porque la acupuntura ya se ha encargado de reducir la mayor parte del dolor.

En el caso de una artrosis severa, cuando el paciente ya es sometido a una medicación antiinflamatoria importante, el papel de la acupuntura es de concurrir en el proceso antiinflamatorio de manera que se pueda lograr la reducción de la dosificación farmacológica con el objetivo de que el paciente pueda llegar a controlar el dolor con analgésicos ligeros.

La acupuntura actúa como miorelajante restituyendo, no solo una función normal del musculo, sino también restableciendo los movimientos normales de la articulación. La tercera acción decisiva de la acupuntura es la potente acción ansiolítica. El dolor, cuando es severo o de larga evolución, tiene un fuerte potencial ansiógeno añadiendo a esta enfermedad ya debilitante por sí misma, una carga adicional. La ansiedad influye sobre el dolor, el sueno y debilita el estado general aumentando una tendencia a la aceleración de la evolución. El tratamiento de la artrosis con la acupuntura comprende una componente ansiolítica importante que permite mejorar el sueño.

Dr. Federico Marmori

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: